COMENTARIO SOBRE EL XXXIV CONGRESO DE PSIQUIATRÍA

Contenido principal del artículo

Elizabeth Monica Fariña

Nuevamente presente en este medio para hacerles llegar un comentario, ineludiblemente personal, acerca del Congreso Argentino de Psiquiatría celebrado este año y, como siempre, a cargo de APSA, la Asociación de Psiquiatras Argentinos.


Su número: el XXXIV.
Su sede: Mar del Plata, en la Provincia de Buenos Aires., Argentina.
Su fecha: 24 al 27 de abril de 2019.


La temática axial marcada desde el título del Congreso fue: "Concepciones sociales de género. Implicancias en Psiquiatría y Salud Mental".


Ya aquí es palpable la propuesta fundamental de este encuentro y, de hecho, la mayor parte de las presentaciones se enfocó en esta área, si bien tomada desde múltiples y variadísimos ángulos. Los diferentes tipos de sexualidad, la cuestión identitaria, el fluir de los vínculos, la procreación, la discriminación, etc., ocuparon, en distintas combinaciones, el escenario cuyo cartel luminoso rezaba "Género". El acento estuvo, a mi modo de ver, en lo no-binario y en la necesidad de deconstruir precisamente estructuras o ejes duales forjados de lo habitualmente (re)conocido, estudiado y valorizado. Esta cuestión excede en mucho el plano de los diagnósticos, penetrando en los intersticios de las miradas propias y colectivas, y enfrentándonos a paradigmas que se modifican así como a creencias y a categorías que merecen ser revisadas honestamente. Valientemente.


Lo mismo puede decirse, llevado a otro tema específico pero, de alguna manera, en relación con éste, sobrela reflexión acerca del "tener hijos". En mi caso, asistí a un Taller sobre Maternidad subrogada y allí, en ese formato de intercambio y discusión, quedó evidenciado el rol de las creencias, los aprendizajes,  las estructuras y de lo naturalizado, y se rozaron temáticas a veces más escolásticas y autoritarias que de apertura y de comprensión aunque, en este caso en particular, al tomarse conciencia de esto y de lo frágil que es la línea de la aceptación y de la posibilidad de renovar epistemes de conocimiento, se pudieron pensar otras lecturas y otras posturas.


Sin embargo, si bien lo nuclear de este Congreso se situó en el Género, como siempre sucede en estos espacios, la oferta de presentaciones resultó muy variada y rica a lo largo de los cuatro días de disertaciones.


Por supuesto, la elección de cada asistente es guiada en un recorrido personalísimo, parte conciente, parte, no.


Quiero compartirles también otros interesantes focos que se desarrollaron acerca de lo digital, de redes y de códigos que se van superponiendo y reemplazando en esta cultura tan cambiante y vertiginosa, y que se despliegan en un espacio que tanto toca el consumo excesivo;también de tecnología, como la aplicación de ésta coadyuvando en lo terapéutico, por ejemplo, en casos del uso de la realidad virtual en el abordaje de fobias.


Como era de esperarse, a su vez, tuvo un lugar importante lo vincular en sus múltiples formas, lo saludable y lo contaminante, en algunos casos, de las relaciones humanas, y esto estuvo articulado con el presente tecnológico y mediático de modalidades como aquellas en las que algunas personas buscan encontrar parejas o amigos, o quién sabe qué. (si es que realmente buscan algo que venga desde el exterior).


Por supuesto, estuvieron presentes cuestiones biologicistas y farmacológicas, si bien como ya viene felizmente sucediendo, se aspira a su integración con lo psicológico y esto, irremediablemente, inserto activamente en lo social.


Por otra parte, tuvieron oportunidad de presentarse diferentes corrientes psicoterapéuticas e incluso filosóficas. Lo líquido de esta Postmodernidad (¿seguimos en ella o ya ni siquiera?), se cuela en el deseo, en la idea y en la voluntad tanto como en la desigualdad, el des-compromiso y el reclamo de mayor humanismo. Esto nos interpela como profesionales de la Salud Mental pero, fundamentalmente, como personas. Así, también tienen gran valor abordajes de Mindfulness y de todo lo que conlleve desafíos de una calidad de vida mayor entendida en su verdadero sentido. Ponencias sobre derechos: a saber, a elegir, al diagnóstico.


Otras, sobre Ansiedad, sobre Depresión, sobre Trastornos Cognitivos. Otras, sobre Trastornos Alimentarios.


Tantas...  De tanto...


En niños, adolescentes, adultos y ancianos.


Para ir cerrando, más allá de los temas y del bienvenido y nutrido flujo de saberes, afectos y experiencias, considero que este Congreso propuso poner el acento en los devenires, en los caminos del ir siendo, en el renunciamiento a certezas antes poco o nada cuestionadas y en permitir abordajes y acercamientos más lúcidos y, al mismo tiempo, más humildes.

Detalles del artículo

Sección
Comentarios y Novedades
Curriculum del autor/a

Elizabeth Monica Fariña

elizabethfar67@gmail.com

Médica Psiquiatra UBA. Especialista en Trastornos de Ansiedad. Psicoterapeuta Cognitivo Conductual Integrativa.